Carlo Ginzburg: “Nondimanco”. Leer entre lineas a Maquiavelo y Pascal

El año que acaba de finalizar y el que ahora empezamos nos han traído dos novedades de Carlo Ginzburg, un autor que no necesita presentación y al que aquí seguimos con deleite.  En cuanto a lo más reciente, tenemos su contribución a A Historical Approach to Casuistry. Norms and Exceptions in a Comparative Perspective  (Bloomsbury),  volumen que además edita con Lucio Biasiori. Su participación es doble: firma el prefacio, donde retoma y actualiza un texto previo de 2007, y se encarga del texto final,  “Casuistry and Irony: Some Reflections on Pascal’s Provinciales“, una reflexión que ha venido trabajando desde 2013 en distintos seminarios (de alguno de los cuales hemos dado cuenta).

Pero su aportación libresca es la de 2018, concerniente a Nondimanco.  Machiavelli, Pascal (Adephi).  Se trata de una obra de algo más de 200 páginas donde se retoma esa misma discusión y otras que sobre Maquiavelo había ido avanzando desde 2002 y que había publicado en 2003 (con traducción al castellano en 2010), una discusión sobre la casuística  que, como señalaba entonces Ginzburg, si bien “había sido liquidada por Pascal, ha sido redescubierta como materia de investigación y de reflexión teórica. Hasta se podría llegar a decir que se ha convertido en una moda”.

Por lo demás y como es habitual, el volumen consta de distintos textos, tres inéditos y otros ya conocidos, incluido el apéndice dedicado a “Leggere tra le righe. Noterella su Il Gattopardo“.

En ese contexto, esta es la presentación editorial:

“Maquiavelo, Pascal: una combinación inesperada, en muchos sentidos sorprendente. Maquiavelo, revolviendo en la biblioteca de su padre, descubre la casuística medieval y pone la relación entre la norma y la excepción en el centro de un mundo inventado (La mandrágora) y del mundo en el que vive y actúa (El Principe). Pascal, feroz adversario de la casuística (especialmente la de los jesuitas), lee a Maquiavelo a través de la lente de Galileo y lee la realidad del poder a través de Maquiavelo. Un viaje a través de las intrigas de la lectura, siguiendo el rastro de dos lectores extraordinarios – y de sus interlocutores, adversarios, seguidores. Hay personajes famosos (Campanella, Galileo), vistos por su censor, el dominico Niccolò Riccardi, llamado “Padre Mostro”; y personalidades menos conocidas, como Johann Ludwig Fabricius, a quien una lectura oblicua de Las Cartas Provinciales de Pascal le permite proponer una imagen inédita de un Maquiavelo “muy religioso”. Una invitación a leer entre líneas, lentamente, textos encriptados, a menudo crípticos.

Durante años, Carlo Ginzburg ha trabajado en casos muy diferentes, todos ellos muy anómalos. El encuentro con la casuística -es decir, en la intersección entre la teología y la ley, la tradición que refleja la tensión entre la norma y la anomalía, a partir de casos específicos-era quizás inevitable. Un tema a la vez lejano y vecino: herida de muerte por Pascal y resucitada por la bioética, la casuística no deja de interrogarnos, en sus implicaciones trágicas o grotescas”.

En fin, para comprender mejor el libro la mejor opción es ver el video de su presentación en la  Biblioteca comunale dell’Archiginnasio (Bolonia), el pasado 24 de noviembre, donde estuvo acompañado de Gaetano Lettieri.  Por supuesto, también ha habido reseñas elogiosas en los medios italianos, como en Critica Letteraria, o en  Il Foglio, donde el ensayista Davide D’Alessandro  dice que el libro “regala un supremo benessere psicofisico” y que es “una lezione di autentica bravura. Imbattersi in questo libro vuol dire afferrare il palpito dello studioso. E il palpito non si dimentica”.  Y contamos también con la entrevista que le hizo Antonio Gnoli en la Repubblica el pasado 23 de noviembre.  Allí dice, entre otras cosas:

“Maquiavelo, como se sabe, formuló en términos inequívocos afirmaciones extremadamente desagradables, provocando reacciones polémicas que, en algunos casos, enmascararon una adhesión de fondo. Se ha dicho con razón que Maquiavelo no debe identificarse con los estereotipos (hostiles o de otro tipo) asociados con su nombre. Pero en Nondimanco he apoyado, sobre la base del análisis textual preciso, que la recepción de Maquiavelo puede, en algunos casos, ayudar a comprender su trabajo: algo que parece de todo menos obvio.

“Nondimanco”, se ha dicho, es el adverbio con el que Maquiavelo de alguna manera mantiene unida la excepción y la regla. En el fondo está el problema de la realidad moral y la realidad efectiva [effettuale]. Maquiavelo no es el primero en entrar en esta lógica argumentativa. Ya la casuística medieval había planteado el problema.

La casuística, es decir, el análisis de circunstancias o casos en que la norma (teológica, moral, legal) no se puede aplicar, tiene una historia muy larga y compleja. Pascal en los Provinciales desacreditó la casuística de una manera aparentemente definitiva, hasta verla resurgir inesperadamente en las últimas décadas en el contexto de la bioética”.

En todo caso, me quedo, si se me permite, con el breve titutado “El darrer Carlo Ginzburg” que le dedicó Gustau Muñoz el pasado 17 de diembre en eldiario.es, y que sirvió para presentar la novedad entre nosotros. Allí se puede leer, con justicia,  lo siguiente:

“L’excepció i la regla, el cas concret i la norma abstracta, la mirada inquisitiva de Maquiavel i la fúria sobirana de Pascal contra les excepcions oportunistes (que associava a la casuística hipòcrita dels jesuïtes). Un gran tema. Amb aplicacions sorprenentment actuals i pertorbadores, relacionades amb la bioètica, per exemple. Normes generals, lleis absolutes i obligatòries en tota circumstància i situació? O bé anàlisi cas a cas i decisions ad hoc?

El passat torna a ser present. El recull d’assaigs de Carlo Ginzburg, alguns reescrits, altres inèdits, incideix en una problemàtica històrica, tractada amb una erudició aclaparadora, que té un reflex o una prolongació directa en situacions, debats i perplexitats actuals. Vet ací la utilitat i la justificació de l’historiador, que ens situa en el flux del temps, fet de canvis i ruptures, però també de continuïtats que cal saber identificar”.

© Adelphi / La Repubblica / Il Foglio / Eldiario.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.