Inventando la tradicion… estadounidense

El antropólogo Jack David Eller acaba de aportar su granito de arena al viejo asunto de las tradiciones y su caracter “inventado” o construido. Ahora le ha tocado el turno a los propios EE.UU, al que aplica una mirada práctica en:  Inventing American Tradition: From the Mayflower to Cinco de Mayo (Reaktion Books).

Este es el paratexto editorial:

“¿Qué sucedió realmente en el primer Día de Acción de Gracias? ¿Cómo se convirtió una canción británica en el himno nacional de los Estados Unidos? ¿Y qué hace que Superman sea tan estadounidense? Toda tradición, incluso la más noble y apreciada, tiene una historia, en ninguna parte más que en los Estados Unidos, que nació con una relativa indiferencia, si no con hostilidad, hacia el pasado. A la mayoría de los estadounidenses les sorprendería saber cuán recientes y controvertidos son los orígenes de sus tradiciones, y cómo esos orígenes a menudo se relacionan con el trauma de la Guerra Civil y con los temores sobre la identidad estadounidense derivados de la inmigración y el socialismo.

Inventing American Tradition explora una amplia gama de amadas tradiciones, que incluyen símbolos políticos, fiestas, estilos de vida y personajes ficticios, y observa a las personas que las concibieron y adaptaron a formas familiares para los estadounidenses de hoy – y para innumerables personas de todo el mundo influenciadas por la cultura estadounidense-.

El resultado es comprender que todas las tradiciones son inventadas por personas particulares en momentos particulares por razones particulares, y que el proceso de “traditioning” está siempre en marcha”.

Así empieza la introducción:

Odissi es considerada una de las formas clásicas de danza en la India, aunque solo se convirtió en “clásica” en 1958. Hace siglos, era un estilo de movimiento practicado por bailarinas del templo, llamadas maharis; en la década de 1700, los bailarines masculinos se apoderaron del género y en la década de 1800 no se consideraba totalmente apropiado para las mujeres decentes, dada su asociación (ficticia) con la prostitución en el templo. Sin embargo, fue solo en la década de 1950 que estos hombres, excluyendo completamente a las maharis reales, codificaron el estilo de baile, estableciendo sus “reglas y estética”, y canonizaron esas normas recién acuñadas como odissi “clásicas”. Sorprendentemente, a esos nuevos estándares se les otorgó tal autoridad que recientemente surgió una controversia sobre la vestimenta de los bailarines, algo que se considera intolerablemente no tradicional a pesar del hecho de que “el traje usado por los bailarines Odissi en el escenario hoy apenas se parece al que usaban las Maharis. y se reconstruyó específicamente durante la codificación de la danza odissi. ”

La vida moderna está llena de tradiciones y aspirantes a tradiciones. ¿Y quién no disfruta de una buena tradición? De hecho, ¿sería posible la vida sin la tradición? Sin embargo, el hecho de que las tradiciones sean hábitos atractivos y convincentes (a veces bordeando lo obligatorio) y que se refieran y, en cierto sentido, revivan el pasado no significa que sean necesariamente antiguas o primordiales. Algunas tradiciones son muy antiguas, y algunas son bastante nuevas. La mayoría de los estadounidenses consideraría que la Super Bowl es una tradición estadounidense, pero en el año 2017 solo se jugó la 51 Super Bowl, pues esta tradición tuvo lugar por primera vez en 1967, aunque el término “super bowl” no se usó en el momento del primer enfrentamiento entre la National Football League y la nueva American Football League, y la leyenda dice que Lamar Hunt, el propietario de los Kansas City Chiefs, le puso nombre al juego después del Super Ball de su hija. Los MTV Music Awards comenzaron en 1984 (no hubo “videos musicales” mucho antes de esa fecha), y los 89 Academy Awards fueron los del 2017.

Se podría argumentar que estas no son tradiciones “reales” o que no son tradiciones “importantes”. Pero, por supuesto, algunas tradiciones tienen un significado profundo (para algunas personas; para otras, no tienen significado, o peor), y otras son divertidas y alegres. Así que consideremos algunas tradiciones “reales” e “importantes”. Muchos cristianos protestantes aprecian sus tradiciones, pero, naturalmente, no existen tradiciones protestantes que se remonten a más de quinientos años, ya que no existía tal cosa como el protestantismo (al menos en la forma familiar de la revolución de Martín Lutero) antes del siglo XV. Ninguna tradición protestante tiene más de quinientos años, y algunas son mucho más jóvenes (por ejemplo, el metodismo no llegó hasta el siglo XVIII). Aún peor es el hecho de que, si bien los cristianos en general promocionan sus tradiciones, no hay tradiciones específicamente cristianas que se remonten a más de dos mil años, ya que el cristianismo no existía antes de hace dos mil años. Hay, por supuesto, raíces pre-cristianas en algunas tradiciones cristianas, incluyendo lo que los cristianos tradicionalmente han llamado “el Antiguo Testamento” (auque fue el único testamento en su tiempo, y aún es el único testamento para el pueblo judío) . Y también hay raíces no cristianas en muchas tradiciones cristianas, ya que durante su historia el cristianismo ha absorbido varios fragmentos de la cultura griega y romana, así como de las culturas germánica, nórdica y, más recientemente, africana, asiática y nativa americana.

Lo mismo podría decirse claramente sobre el Islam (cuyas tradiciones datan solo del siglo VII de nuestra Era), el mormonismo (cuyas tradiciones datan solo de la década de 1800) o la cienciología (cuyas tradiciones que datan solo de la década de 1950) . Y lo que es verdad para la religión es verdad para todas las áreas del comportamiento humano “tradicional”. Toda tradición tiene un origen, y toda tradición ha evolucionado desde el momento de su origen. En otras palabras, la tradición no es lo que solía ser”.

Al margen de esa introducción, también podemos leer un fragmento adicional en las páginas de la Boston Review.

© 2018 Reaktion Books Ltd 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.