La esclava Páscoa y sus dos maridos. Un ejercicio de microhistoria global

Una vez más, y no será la última, abandonamos el terreno seguro de la contemporánea para escarbar en novedades de otros marcos cronológicos. En esta ocasión nos detenemos en Páscoa et ses deux maris. Une esclave entre Angola, Brésil et Portugal (PUF), obra de Charlotte de Castelnau L’Estoile, profesora de historia moderna en la Universidad de París-Diderot y codirectora de la colección “Nouvelle Clio” de PUF.

El contenido se nos presenta del siguiente modo:

“El 20 de agosto de 1700, en Salvador de Bahía, Brasil, “la negra Páscoa, hoy libre, que fue cautiva de Francisco Álvares Távora”, es detenida por la Inquisición. Embarcada en un navío rumbo a Lisboa, donde se encuentra la corte del Santo Oficio,  Páscoa es acusada de bigamia: se casó en Brasil mientras su primer marido, con el que se unió en Angola, aún vive.

Las fuentes del juicio de Páscoa se han conservado, revelando la realidad de las sociedades de esclavos en el Atlántico Sur y el control de la Iglesia sobre los esclavos y sus amos. Las actas del juicio atestiguan el carácter puntilloso  de la justicia inquisitorial, cuya investigación cuidadosa se lleva a cabo en tres continentes, revelando así una preocupación asombrosa por el matrimonio de esclavos. Le dan la palabra a una mujer que, ante el terrible Tribunal de la Fe, nunca se admite derrotada. Es la voz de Páscoa, una esclava primero en África y luego en América, lo que esta historia hace oír”.

Como ha señalado Florent Georgesco en Le Monde, estamos ante “una brillante demostración de las virtudes de la microhistoria en el enfoque de la esclavitud, de la vida de esta angoleña de otro tiempo. La historiadora estaba realizando una investigación sobre el matrimonio de esclavos cuando, en los archivos de la Inquisición, repara en el registro de este juicio que, puede ser banal, pero precisamente por eso, emblemático. Sobre todo, tenía la ventaja de contener una investigación detallada y transcontinental de siete años, ya que se llevó a cabo en Brasil y Angola, antes de terminar en Portugal, una ruta que corresponde al triángulo por el que discurre la trata portuguesa de esclavos , entonces en auge”.

Pues eso…, y los ecos a otros estudios inquisitoriales y microhistóricos son evidentes, y a otros estudios transatlánticos o conectados, también. Y otra curiosidad que la mancomuna con otros libros semejantes. La esclava Páscoa ya ha alcanzado una celebridad imprevista, incluso antes de que el libro apareciera.

En fin, así empieza:

“El 12 de noviembre de 1700, en el palacio inquisitorial conocido por el nombre de Estaus, en la plaza central de la ciudad de Lisboa, la plaza Rossio, en audiencia matutina ante el inquisidor João Duarte Ribeiro comparece una mujer, llegada de Brasil el día anterior, tras haber sido encerrada en las cárceles secretas del Santo Oficio. Habiendo jurado los Evangelios, prometido decir la verdad y mantener en secreto lo que ocurriera dentro de los muros del tribunal, la mujer se presenta ante sus jueces:

“Dice llamarse Páscoa Vieira. Es una mujer negra liberada que ha sido esclava de los esposos Domingas Vieira y Francisco Álvares Távora en Brasil, desde donde acaba de llegar. Había sido esclava en Massangano, de donde es, de Domingas Carvalha, viuda de Domingos Carvalho. Vivió en Massangano, Reino de Angola, luego en Bahía, en el estado de Brasil, y tiene más de cuarenta años”.

Así es como comienza la primera comparecencia ante el tribunal de Páscoa. (…)”.

Para mayores aclaraciones, les propongo que escuchen a la autora en el podcast de Éclats d’histoire, el programa de Aligre FM.

© Humensis


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.