Peter Linebaugh: una esfera roja y ardiente

Peter Linebaugh es un historiador sobradamente conocido, al menos en determinados círculos, así que no necesita presentación.  Por tanto, vamos directamente al interesante libro que acaba de publicar: Red Round Globe Hot Burning. A Tale at the Crossroads of Commons and Closure, of Love and Terror, of Race and Class, and of Kate and Ned Despard (UC Press).

Ofreceremos tres formas distintas de abordarlo. En primer lugar, el resumen editorial:

“El 21 de febrero de 1803, el coronel Edward (Ned) Marcus Despard fue ahorcado y decapitado públicamente en Londres ante una multitud de 20,000 por organizar una conspiración revolucionaria para derrocar al rey Jorge III. Su esposa caribeña negra, Catherine (Kate), ayudó a escribir su discurso en la horca en el que proclamó que era un amigo de los pobres y oprimidos. Expresó confianza en que “los principios de libertad, humanidad y justicia triunfarán sobre la falsedad, la tiranía y el engaño”.

Y sin embargo, el mundo cambió. Desde los acontecimientos conectados de las revoluciones estadounidense, francesa e haitiana, así como la fallida irlandesa, hasta el nacimiento del Antropoceno en medio de cerramientos, el capitalismo global guerrero, las plantaciones de trabajo esclavo y la producción de maquinaria industrial, Red Round Globe Hot Burning arroja a los lectores al momento crucial de los dos últimos milenios. Esta historia monumental, repleta de abundantes detalles, presenta una crónica exhaustiva de la resistencia a la desaparición de los regímenes comunitarios. La extraordinaria narrativa de Peter Linebaugh recupera el heroísmo desafiador de la muerte de las redes extendidas de resistencias subterráneas que luchan contra la privatización de los bienes comunes logrados por dos nuevas entidades políticas, los EE. UU. y el U.K., que ahora sabemos que despojarán a personas de todo el mundo hasta hoy. Red Round Globe Hot Burning es la culminación de toda una vida de investigación, encapsulada a través de una historia épica de amor”.

En segundo lugar, los primeros párrafos de la introducción, donde se encuentra el sentido del título:

“Los fenómenos globales de resistencia a los cercamientos han sido liderados por los zapatistas en México (1994), los antiglobalizadores de la propiedad intelectual en la “batalla de Seattle” (1999), las mujeres de la Vía Campesino contra la incautación corporativa del germoplasma planetario, los habitantes de chozas desde Durban a Ciudad del Cabo, las mujeres del delta del río Níger que protestaban desnudas contra los derrames de petróleo, los pueblos indígenas de la Cordillera de los Andes contra los que tomaban agua, los conservadores de semillas de Bangladesh, los abraza árboles del Himalaya, el movimiento de “Los círculos y las plazas” en los cientos de Occupys municipales (2011) y los miles de protectores de agua en Standing Rock (2017). Inspirados por estos fenómenos, las revisiones del significado de “los bienes comunes” y su relación con el comunismo, el socialismo, el anarquismo y el utopismo, se han convertido en parte del discurso mundial contra el esfuerzo por cerrarlo o cercarlo. En general la historia tiene un par de cientos de años.

En 1793, William Blake, el artista, poeta y profeta londinense, llegó a la conclusión de que cercamiento = muerte. Dos de sus contemporáneos decidieron hacer algo al respecto. Este libro cuenta una historia de amor entre un irlandés y una mujer afroamericana, Ned y Kate, dos revolucionarios que anhelaban otro mundo y trataron de lograrlo. Su amor mutuo y su anhelo por los bienes comunes nos apuntan a un nuevo mundo y a un nuevo corazón.

Esto es lo que Blake escribió [en Visiones de las hijas de Albión]:

me dijeron que poseía cinco sentidos y que ellos me aprisionarían,
confinaron mi cerebro infinito en un círculo estrecho,
y sumieron a mi corazón en un abismo, en una esfera roja, ardiente,
hasta que olvidé y borré todo lo de la vida”:

Finalmente, la forma en la que Marianne Elliott lo expone en el TLS. Su reseña empieza así:

“La Revolución Atlántica fue un término popularizado en la década de 1960 para describir el descontento social y político que surgió en gran parte del mundo occidental en la época de la Revolución Francesa. Peter Linebaugh cuenta esta historia a través de la figura de Edward Marcus Despard y su esposa jamaicana Catherine, hija de un esclavo liberado. Despard era un miembro menor de la aristocracia angloirlandesa, cuya carrera en el ejército británico lo había llevado a Jamaica, Nicaragua y, en 1786, a la Honduras británica, como su superintendente militar. En América Central, tomó la causa de los indígenas y se deshizo de los Baymen o madereros. Llamado a Inglaterra en 1790, se involucró con el “underground” inglés e irlandés, fue arrestado dos veces y ejecutado en Londres en 1803 por su participación en la llamada Conspiración de Despard (supuestamente para derrocar al gobierno británico), que a su vez era parte de la rebelión de Robert Emmet en Irlanda”

Pero, de inmediato, continua: .

“Linebaugh pinta un cuadro mucho más completo que los historiadores anteriores de la esposa de Despard, Catherine, y las mejores partes del libro son sobre las cárceles y la pena de muerte en Inglaterra, sobre las cuales ha publicado mucho en el pasado. Pero aquí es donde el libro deja de ser la prometida “historia monumental”. La descripción sensacionalista no es solo estrategia de un editor: la mayor parte del libro en sí es una mera ilusión. El autor lo admite. “La conjetura ha sido un procedimiento en este libro … la especulación es esencial cuando la evidencia documental es leve … especular es obtener conocimiento del alma”. Para Catherine Despard, de quien “existe poca evidencia documental …”, él también defiende la práctica de la conjetura histórica utilizada por los historiadores contemporáneos con Despard. Afortunadamente, nos hemos movido desde entonces”.

© 2019 Regents of the University of California / TLS


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.