Los mejores libros de historia del año 2015 (I)

Estimados amigos de la bitácora:  los años corren que vuelan y, una vez más, nos disponemos a despedir el 2015 con una recopilación de lo que más allá de nuestras fronteras -y en otros idiomas- los críticos han considerado los mejores libros de historia. Como siempre, por razones de espacio y de acceso, nos quedaremos en los mercados anglosajones y francés.

Empecemos con lo más breve, con nuestros vecinos del norte, donde reinan como siempre dos listas, la del magazine Lire y la que ofrece Le Point.  De nuevo, muy pocos libros de historia asoman en esas recopilaciones, a no ser que consideremos como tal el tomo 36 de Astérix (“Le Papyrus de César”), que con todo viene siendo el más vendido en el Hegáxono en los últimos meses.

le brasier

Más allá de la anécdota,  en Lire  es lógica la escasez dado que se escogen 20 obras, una para cada género. Y el apartado “Meilleur livre d’histoire” ha correspondido a Le Brasier. Le Louvre incendié par la Commune (Actes Sud), del editor y escritor Nicolas Chaudun. El libro aborda las consecuencias del incendio que acompañó a la sangrienta represión de la Comuna, cuyas llamas amenazaron con afectar al Louvre y a sus colecciones.  Como señala el editor,  sí llegó en cambio a la “Biblioteca Imperial, en el corazón del palacio, siendo pasto de las llamas unos fondos de cien mil preciosos volúmenes”. Frente a esos desastres, dos hombres, un conservador y un funcionario prestos al de rescate de la civilización, dos héroes olvidados y frustrados que desafiaron a la muerte y a la la idiotez de unos y otros.  Este es el episodio cuya trama despliega el libro.

En cuanto a Le Point, entre sus 25 libros solo hay uno de historia contemporánea y es el del especialista en servicios secretos Rémi Kauffer, que nos ha dado este año una Histoire mondiale des services secrets (Perrin), que en sus casi 900 páginas promete un repaso a ese asunto desde nuestros primeros padres a nuestros días.

Le Roi tué par un cochon

Así que, dada la carestía, recomendaría otros dos volúmenes menos contemporáneos. Por un lado, al siempre convincente Paul Veyne, que ha publicado Palmyre, l’irremplaçable trésor (Albin Michel), una obra que no es solo fruto de su inmensa erudición, sino una respuesta académica a la brutalidad del Daesh. Por otro, Le Roi tué par un cochon. Une mort infâme aux origines des emblèmes de la France ?  (Seuil), un curioso ejercicio microhistórico a cargo de Michel Pastoureau, el especialista por antonomasia en el significado de los colores. De hecho, el episodio sirve para ilustrar la razón por la que el azul es el color de nuestros vecinos del norte.

Como complemento, se puede visitar asimismo la selección de “Les 10 essais les plus marquants de 2015” que hace la revista Les Inrocks, donde entre otras cosas se puede encontrar en tercera posición la biografía que Emmanuelle Loyer le dedica a  Lévi-Strauss (Flammarion), obra que ya hemos tratado aquí.

Dejamos Francia y saltamos al otro lado del Canal. De entrada, y como la forma no está reñida con el fondo, reparamos en el British Book Design and Production Awards, entre cuyos galardonados estuvo  Madness in Civilization: A Cultural History of Insanity, from the Bible to Freud, from the Madhouse to Modern Medicine (Thames & HudsonPrinceton UP), del sociólogo Andrew Scull.

Madness in Civilization

Continuamos, ya en los listados de mejores voúlmenes del año, con The Guardian, que en una primera aproximación deja esa labor a una selecta lista de autores que indican sus preferencias anuales. Entre ellos, quien se decanta por la historia es el novelista irlandés John Banville. A su juicio, cabe reseñar:

Affirming: Letters 1975-1997, editado por Henry Hardy y Mark Pottle (Chatto & Windus), el volumen final de las cartas de Isaiah Berlin (continuación, pues, de Building: Letters 1960–75). Asimismo, Empire and Revolution: The Political Life of Edmund Burke, del historiador Richard Bourke (Princeton UP), que pasa por ser la radiografía definitiva de este pensador y que ocupa un millar de páginas. Y, finalmente, si bien el tema sintoniza con Banville, su última elección es quizá a mi entender la más certera: Vivid Faces: The Revolutionary Generation in Ireland, 1890-1923 (Penguin), del historiador Roy Foster, volumen que ya fue destacado el pasado año, pues se publicó en el límite.

También en el mismo periódico, encontramos “The best history books of 2015“, a cargo del historiador y editor David Horspool. Su selección empieza con distintas obras conmemorativas, dedicadas a la Magna Carta y a las batallas de Agincourt y Waterloo. De esta última destaca News from Waterloo (Faber), del profesor de periosismo Brian Cathcart.  A esta obra se suman otras en sendos apartados. Así, aparece Weeping Britannia. Portrait of a Nation in Tears (Oxford UP), del estudioso de las emociones Thomas Dixon. También se incluyen The Maisky Diaries,  de los que nos ocuparemos de inmediato, y el volumen KL. A History of the Nazi Concentration Camps, de Nikolaus Wachsmann (que volveremos a mencionar más adelante). En cuanto a la vertiente imperial siempre presente en aquel mercado, destaca dos obras: Tears of the Rajas (Simon & Schuster), de Ferdinand Mount y The Raj at War (Bodley Head), de Yasmin Khan. Con todo, Horspool considera que la obra más original de año está entre los títulos dedicados a la historia moderna, en concreto en: Agents of Empire. Knights, Corsairs, Jesuits and Spies in the Sixteenth-Century Mediterranean (Allen Lane), de Noel Malcolm.

The Maisky Diaries

Pasamos ahora a The Independent, cuya lista aparece rotulada como “Christmas 2015: The best 6 history books”. Dado el espíritu navideño que la anima, muy ligado a las ventas, las preferencias son para la II Guerra Mundial, que ha venido como siempre bien provista de libros en el 70 aniversario de su término.   Entre ellos, se destacan los citados The Maisky Diaries, Red Ambassador to the Court of St James, 1932-1943 (editados por el historiador Gabriel Gorodetsky para Yale University Press). Como bien dice el editor, el terror y las purgas de la Rusia de Stalin en los años 1930 desalentaron la posibilidad de que los funcionarios soviéticos dejaran registros documentales y mucho menos escribieran diarios personales. Una notable excepción es el diario mantenido asiduamente por Ivan Maisky, el embajador soviético en Londres entre 1932 y 1943.  A este volumen, se acopia merecidamente  The German War: A Nation Under Arms, 1939-45, (The Bodley Head), obra del especialista oxoniano Nicholas Stargardt que ya hemos tratado aquí.

La anterior selección se puede complementar en el mismo periódico con las preferencias del apartado “biografías”, aunque a mi modesto parecer no tienen el atractivo de otros años.  Así pues, antes de abandonar el Reino Unido de la Gran Bretaña, reparamos en History Today, una publicación para todo el público anglosajón.

Como ocurría con The Guardian, también aquí se deja la elección a manos de plumas reconocidas, con el siguiente resultado.  El profesor Averil Cameron, como asimismo Tom Holland,  destacan el volumen de Peter Frankopan The Silk Roads (Bloomsbury), un libro sobre lo que en tiempos fue el centro del mundo y que se aborda desde la Antigüedad hasta el presente. Por su parte, la profersora Eleanor Robson aprovecha el avispero del Próximo Oriente para subrayar el valor del libro del académico John Robertson,  Iraq: A History (Oneworld), obra también de largo recorrido, aunque sin excesiva profundidad (como no puede ser de otro modo en sus 400 páginas).

Go-Betweens

Lawrence Goldman se queda con Karina Urbach y su Go-Betweens for Hitler (Oxford UP), un análisis de la contribución  de algunos de los principales aristócratas de Alemania a la diplomacia secreta de Hitler durante el Tercer Reich, quienes utilizaron a este propósito sus influyentes contactos y relaciones por toda Europa -y especialmente en Gran Bretaña. Finalmente, David Lowenthal cita una curiosidad, los diarios de Frederick Grice, editados por Colin y Gillian Clarke en  War’s Nomads: A Mobile Radar Unit in Pursuit of Rommel During the Western Desert Campaign, 1942-3 (Casemate): el relato evocador de la experiencia  vital de un hombre en una unidad de radar móvil tras la batalla de El Alamein cuando el AfrikaKorps de Rommel fue perseguido sin descanso por todo el desierto a través de Egipto, Libia y Túnez por el Octavo Ejército.

Y hasta aquí el breve repaso europeo (que, por supuesto,  el lector puede complementar con otros países o géneros; por ejemplo, recomiendo una ojeada al resultado del concurso anual con el que los alemanes deciden el “Best Book Design from all over the World“).

Continuará

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *