Carolyn Steedman: poesía para historiadores

Una de las historiadoras que leo siempre con interés es Carolyn Steedman. Así que acojo con expectación su nuevo trabajo: Poetry for historians. Or, W. H. Auden and history (Manchester UP). El contenido del volumen es curioso:

“Este es un libro sobre el conflicto entre historia y poesía  -e historiadores y poetas-, en la sociedad del mundo atlántico desde fines del siglo XVII hasta la actualidad. Combinando la historiografía y la teoría, procede preguntándose: ¿qué sentido tiene la poesía para los historiadores? El foco está en los poemas de la época de la Guerra Fría de W. H. Auden, pero el libro también mira a otros poetas desde el siglo XVII en adelante, proporcionando relatos originales de sus enseñanzas poéticas e históricas. Un recurso importante para quienes imparten cursos de pregrado y posgrado en historiografía e historia y teoría, Poetry for historians también será relevante para los cursos sobre literatura en sociedad e historia de la educación. Los lectores generales lo relacionarán con Landscape for a Good Woman (1987) y Dust (2001) de Steedman, a causa de sus percepciones biográficas y autobiográficas sobre el funcionamiento de la historia en la sociedad moderna”.

Esa presentación se acompaña de una brevísima entrevista, también recomendable, pero sobre todo con la introducción, que empieza así:

“Todo esto es solo porque quería decirle las palabras de un poeta, una y otra vez, a alguien. La poesía puede hacer que  no suceda nada en el mundo, nada en absoluto, como dijo W. H. Auden; puede existir solo en el lugar y el tiempo de su propia creación, pero se mueve e importa porque mapea otras mentes y experiencias de forma no intencionada por el poeta. Si hay suerte, puede hacer algo nuevo a partir de ella, al igual que Terry Frost en 1949 en su pintura Madrigal. Estudiante de la Escuela de Arte de Camberwell, estaba en su casa durante las vacaciones (‘A Leamington Lad’ es el título de una exhibición de su obra en 2015). Tenía que investigar para un trabajo y en la Leamington Spa Public Library se encontró con el poema de Auden ‘Madrigal’.  El catálogo de la exposición relata cómo “Frost se sintió atraído [por el poema de Auden] porque no solo sintió empatía con los mineros de las Midlands, pero describía cómo un minero  dejabasu trabajo para atender a su “Kate”, y la esposa de Frost siempre fue conocida como “Kate” en familia”‘.  “Era bastante obvio que no estaba saliendo de la sangrienta mina para tomar una taza de té “, dijo Sir Terry mucho más tarde. El comisario de la exposición observó que Madrigal marca un punto significativo en la carrera de Frost ya que fue su primer trabajo abstracto.  Afortunadamente Sir Terry tuvo la oportunidad de hacer algo nuevo a partir de algo tan hermoso; hacer algo nuevo que también sea hermoso a su vez. Y tiene la habilidad de hacerlo. El Madrigal de Frost era algo hecho en un futuro que aún no había sucedido cuando Auden hizo el suyo; es poesía, en su sentido más amplio, creada en un futuro diez años después de la época en que Auden lo hizo.

Este libro no trata sobre historia-poemas, poemas sobre eventos históricos o ‘historia-poesía’: no trata sobre `Eve of Waterloo’ o ‘Charge of the Light Brigade​​’; tampoco sobre Battle of Minden, a Poem. In Three Books (1769), del totalmente olvidado Sydney Swinney. Este libro tratará la poesía de W. H. Auden y otras poesías de la era moderna; algo de eso concierne al propio Auden. Auden está tan presente porque creí, durante mucho tiempo, que su poesía podría enseñarme qué clase de cosa es la “historia” y qué hace una al hacerla. (‘Hacer historia’ es una actividad, un hacer algo, ‘hacer historia’ abarca una actividad completa: pensemos en ello, el trabajo de la imaginación en saber dónde buscar material, visualizarlo, investigarlo, escribirlo). La distinción entre “historia” e “historiografía” es importante para lo que sigue aquí; este libro está organizado a su alrededor. Las preguntas formuladas a Auden y a otros poetas son historiográficas más que históricas. Byron, por ejemplo, escribió historiográficamente cuando versificó sobre el significado de un evento ya designado ‘histórico’. ‘The Eve of Waterloo’ es un extracto de su poema semiautobiográfico Childe Harold’s Pilgrimage, cuyos primeros dos cantos se publicaron en 1812. El canto III, que incluye ‘The Eve’, fue escrito y publicado después de que Byron visitara el lugar de la batalla como turista en su camino a Suiza en mayo de 1816, por lo que lo compuso un año después de que tuviera lugar el histórico ‘Waterloo’. No es un relato de la batalla o un acto de testimonio personal. Es una reconstrucción de Byron que es testigo del campo desolado del conflicto y de las tristezas de la guerra. Presenta una interpretación del significado de una batalla en particular, y de la guerra en general. Puede leerse como una discusión historiográfica de un evento histórico en forma poética, aunque muchas otras lecturas son posibles y se han hecho. Para un historiador, observando que en 1812, justo antes de su viaje a Europa, Byron pronunció su famoso discurso defendiendo la actividad ludita ante la Cámara de los Lores, marca el paso de un hombre de político a poeta”.

En suma, la introducción concluye:

“Este libro trata de poetas que han escrito (historiográficamente hablando) sobre la historia, sobre la poética de la idea misma de la “historia”, sobre la larga persistencia de la filosofía que separa a una de la otra; y sobre las elecciones que ha habido, en diferentes momentos y lugares, de “contar lo que ha sucedido” . Al final, podríamos descubrir más sobre lo que hacemos cuando escribimos historia, y también al leerla. Pero antes de analizar la utilidad de la antigua oposición entre la poesía y la historia, consideraremos algunos conocimientos realmente útiles sobre la poesía, para los historiadores”.

© 2018 Manchester University Press


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.