Música y política en Alemania (1933-1949)

Aunque son las grandes editoriales las que dominan nuestro mercado académico, las universidades intenta hacerse un hueco, aunque sea con temas que aquellas rechazan o dejan de lado para mejor ocasión.  Pero en ese segmento siempre hay volúmenes de interés, como ocurre con Presses Universite Paris-Sorbonne y el libro de  de Elise Petit titulado Musique et politique en Allemagne, du IIIe Reich à l’aube de la Guerre froide.

Dice este editor: “Este libro ofrece un análisis sin precedentes de la política musical en Alemania, desde el ascenso al poder de Adolf Hitler en 1933 hasta el establecimiento de dos entidades políticas en 1949 en el contexto de la Guerra Fría. El estudio de las políticas implementadas en el marco del III Reich muestra cómo la noción de pureza condicionó la creación y la vida musical, desde la arianización de compositores de gran tradición como Wagner y Beethoven hasta la búsqueda de una imposible música “nazi”. El examen de las luchas de poder entre los actores culturales clave del Reich, principalmente el ministro de propaganda Joseph Goebbels y el ideólogo del Partido Nazi Alfred Rosenberg, destaca las fuertes incoherencias  de un sistema que forjó la concepto de “música degenerada” sin prohibirla por completo.

Tras la guerra, la creación musical echó mano  de los conflictos entre aliados, mientras la Guerra Fría estaba surgiendo. Es este contexto particular el que vio la creación de la Escuela de Darmstadt y los festivales de música contemporánea, pero también la reintegración de músicos comprometidos con el régimen nazi.

Al estudiar  regímenes que finalmente se construyen por oposición mutua, Élise Petit destaca las voluntades o utopías de ruptura en relación con las políticas musicales. Ella se pregunta por la posibilidad de ruptura en las artes cuando está vinculada a la política y se replantea  las nociones de “Hora Cero” y tabula rasa en Alemania siglo XX.

Para completar ese breve resumen, vayamos a parte de la entrevista aparecida en el portal nonfiction, el cual también ha publicado una reseña:

(…)

Su libro sin duda marca una etapa historiográfica en Francia. ¿Es su enfoque diferente de los enfoques historiográficos anglosajones y alemanes? En otras palabras, ¿su estudio tiene una especificidad “francesa”?

Mi enfoque fue impulsado por conversaciones con Erik Levi, musicólogo británico de Music in the Third Reich, y con Philip Bohlman, un etnomusicólogo estadounidense especializado en música judía. Estos dos interlocutores señalaron regularmente el carácter utópico de esta famosa “tabula rasa” que todavía se evoca hoy cuando estudiamos la creación musical en Alemania después de 1945. Por tanto, me pareció esencial conectar el antes y después de la guerra en este estudio: no, no hubo “nueva música”, “surgida de las ruinas” en 1945! Por el contrario, la creación de música se define con mayor frecuencia por el rechazo de lo que se hizo en el marco del III eReich, de ahí la reincorporación de Schoenberg y la música que había sido considerada “degenerada”. Pero, al mismo tiempo, la agenda política en los campos estadounidense y soviético dio lugar a una estética antagónica y verdaderamente en conflicto. A pesar de que la “hora cero” es ahora ampliamente discutida, ningún trabajo había estudiado las políticas musicales, tanto en el III E Reich como en el período de posguerra.

Su estudio proviene en parte de una tesis de historia de la música. ¿Era obvio manejar el campo interdisciplinario? ¿Surgieron dificultades particulares a causa de este cruce?

El cruce disciplinario no plantea un problema en términos de metodología; Por el contrario, mi trabajo se ha enriquecido considerablemente. ¡La dificultad principal ha sido encontrar a la gente a la que acudir para obtener asesoramiento sobre este trabajo! Para los historiadores, era un tema demasiado musicológico … Pero el hecho de que mi libro fuera publicado por PUPS (Sorbonne University Presses) en una colección de historia muestra que el interés en la interdisciplinariedad es real. La historia política de la música es un campo en el que todavía hay muy pocos especialistas en Francia, y estos son en su mayoría musicólogos.  La colaboración durante la Segunda Guerra Mundial es el componente que actualmente atrae al mayor número de investigadores, así como la diplomacia cultural de Francia después de la guerra. Sin embargo, con respecto a la música alemana durante la Guerra Fría, es necesario recurrir a  actores alemanes y anglosajones de la historia cultural.

(…)

© SUP / Nonfiction.fr  2018


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.